Presidente López Obrador batea a Norma Piña para dialogar y remite propuesta a la Segob
Justicia, Principales

Presidente López Obrador batea a Norma Piña para dialogar y remite propuesta a la Segob

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, rechazó la propuesta de la ministra presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Norma Piña, para abordar las implicaciones de la reforma al Poder Judicial, aunque sugirió que fuera la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, quien atendiera aquella solicitud.  

López Obrador detalló que eso ya no le corresponde él porque la iniciativa de reforma se debatirá en el Congreso de la Unión: “Yo no tengo nada que ver en eso. Yo ya entregué mi iniciativa de acuerdo a mis facultades y estoy convencido que hace falta la reforma al Poder Judicial”.

Adelantó que él no participará en nada, ya que de eso se encarga la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde Luján, y ya se abrieron foros de diálogo para tratar el tema: “Yo pienso que hay que dialogar, la secretaria de Gobernación ya lo está haciendo, lo mismo los legisladores. Ya nosotros enviamos la iniciativa al Congreso, y tengo entendido que ya se abrió un diálogo”, declaró el presidente.

La ministra Piña invitó a dialogar tanto al presidente como a la virtual presidenta electa, Claudia Sheinbaum Pardo, acerca de los efectos que tendrá aquella reforma que propone la elección de ministros, magistrados y jueces por el voto popular, el cual es el punto más álgido.

Norma Piña argumentó sus preocupaciones sobre la propuesta presidencial de reforma y los problemas al interior del Poder Judicial de la Federación, ya que muchos de ellos llevan años sin ser resueltos. La ministra dijo que no debe apresurarse la reforma ni caer en la improvisación: “Lo peor que podríamos hacer es acelerar un diagnóstico, o bien, hacer pensar que la solución está en remover a quienes estamos enfrentando este reto como parte de un sistema, pero no es un sistema en su conjunto; no podemos caer en la salida fácil; no podemos empezar de cero. El contexto tan complejo que vive nuestro país no permite la improvisación”.

Advirtió que de aprobarse la reforma como se propone desde Palacio Nacional, los nuevos juzgadores no serán los más capacitados: “Si la reforma judicial se aprueba en sus términos, ya no llegará la persona más capacitada al puesto; no llegará la persona que pasó años estudiando, preparándose para opositar, sino la más popular, la que supo relacionarse bien con los grupos de poder que irónicamente es uno de los argumentos de esta reforma; es decir, provocará lo que se intenta erradicar. La realidad es que la reforma no aborda el problema de raíz”.

En su respuesta a la petición de la ministra Piña, el Presidente López Obrador afirmó que “el pueblo es sabio, certero”. Y se congratuló por la disposición del Poder Judicial a dialogar sobre la reforma: “Lo importantes es que se está aceptando y hace falta la reforma y lo otro que es fundamental: que sean los ciudadanos los que elijan a los jueces, a los magistrados, a los ministros y no se menosprecie al pueblo, que no se piense que el pueblo no sabe, porque no es así, el pueblo es sabio”.  

Por Abraham Pensamiento

10 de julio de 2024