Reelección de Alejandro Moreno en el PRI: entre empujones y a puerta cerrada
Partidos Políticos, Principales

Reelección de Alejandro Moreno en el PRI: entre empujones y a puerta cerrada

Alejandro Moreno Cárdenas logró en la vigésima cuarta asamblea nacional ordinaria cambiar los Estatutos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), con los cuales podrá mantenerse en el cargo hasta ocho años más, a pesar de que los documentos internos se lo prohíban antes de esta modificación.

El artículo 178 de los Estatutos establecía aquella prohibición: “Las personas titulares de la Presidencia y la Secretaría General Electas para los Comités Ejecutivo Nacional y Directivos de las entidades federativas, durarán en su función cuatro años y las electas para los Comités Municipales y de las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, durarán en su función tres años, sin posibilidad de ser reelectos en ningún caso”.

El ex gobernador de Campeche consiguió que en 53 minutos fueran aprobados los cambios a su programa de acción al igual que a su código de ética, así como a la declaración de principios, en los que aseveró que el PRI se apartará del ideario neoliberal; se erigirá una visión socialdemócrata y se olvidarán del modelo que ocasionó muchos estragos al país.

“Nos oponemos al neoliberalismo y a las políticas públicas de ese modelo económico generadoras de pobreza, violencia y desigualdad social”. La propuesta fue apoyada por 3 mil 200 personas que corearon su nombre; asimismo, el diputado federal Rubén Moreira también secundó las medidas de Alejandro Moreno Cárdenas y aseguró que están de acuerdo con la implementación de los programas sociales, así como con la ideología progresista.

“Siendo autocríticos del pasado, expulsemos del ideario al neoliberalismo, así como a las políticas de ese modelo, generadoras de violencia y desigualdad social. Políticas que nos distanciaron de grandes grupos de población”. Pongo un ejemplo: con las maestras y con los maestros de México a los cuales les tendemos la mano para un renacer de una alianza popular”.

A puerta cerrada, la sesión tuvo lugar en el Pepsi Center, en la que solamente llegaron los delegados del PRI al igual que gente cercana al dirigente nacional del partido. Sin embargo, se dejó afuera a varios militantes. Moreno detalló que al interior del partido se terminaron las “vacas sagradas” las cuales están vinculadas con temas como el asesinato del candidato presidencial en 1994, Luis Donaldo Colosio y con el caso Pemexgate.

“Allá afuera, estos que dicen que participaban en el PRI son una bola de cínicos, lacayos y esquiroles al servicio del gobierno y sus intereses. Quieren romper la unidad a cambio de impunidad. Ellos fueron el peor lastre de nuestro partido, ellos estuvieron al frente cuando castigaron a nuestro partido, ellos estuvieron al frente cuando castigaron al PRI con Pemexgate, hay militantes del PRI vinculados al asesinato de nuestro candidato presidencial”.

No obstante, algunos priistas se opusieron a los cambios propuestos, como el senador electo en primera minoría por el estado de Sonora, Manlio Fabio Beltrones, quien aseguró que la “no reelección” fue la idea más importante y la que, consustancialmente, le dio vida al partido y, al mismo tiempo, días previos de la 24 asamblea nacional, el ex dirigente del PRI dijo: “El daño sería lamentablemente mayúsculo y contrario a lo que hoy amerita una seria reflexión y discusión de lo que nos ha sucedido en los últimos procesos”.

Aurelio Nuño Mayer, diputado federal por la vía plurinominal y ex secretario de Educación Pública, señaló que las modificaciones avaladas terminarán con el partido: “El gran partido de México concluirá sus días en las antípodas de su misión: convertido en un pequeño partido de caciques menores. En esa ruta, el PRI perderá su registro antes de que concluyan los ocho años de delirantes reacciones”. (información de La Jornada en su número 14,360)

De la misma manera, la ex dirigente del Revolucionario Institucional, Dulce Sauri, declaró su inconformidad con Alejandro Moreno y añadió que la extinción del PRI “es real e inminente” para el 2030.

Por Abraham Pensamiento

9 de julio de 2024